Canelo Álvarez: Un Campeón Sin Corona Popular

Date:

En la trayectoria del Canelo, hay un título, que quizá nunca ganará:

Saúl «Canelo» Álvarez se ha consolidado como uno de los boxeadores más dominantes de su generación. Con una carrera llena de victorias y títulos mundiales en diferentes categorías, ha demostrado ser un atleta excepcional, con una dedicación y disciplina inquebrantables, enfocado y dedicado al entrenamiento y una vida mus sana, entregada al deporte. Sin embargo, a pesar de que aparentemente tiene todo para ser el mayor ídolo mexicano en la historia del boxeo por todos estos logros, Canelo no ha logrado alcanzar el mismo nivel de popularidad y cariño que otras leyendas del boxeo mexicano como Julio César Chávez, Finito López, Rafael Márquez, Marco Barrera o Erik «Terrible» Morales, y muchos otros peleadores mexicanos.

Las razones de esta falta de conexión con el público son complejas y multifacéticas. Algunos argumentan que se debe a su estilo de boxeo, calificado por algunos como «defensivo» o «calculador», frio y que, gracias a su gran talento natural las cosas las parece hacer muy sencillas, pero qué sin lugar a dudas, le falta corazón en los momentos decisivos de una pelea. Tal fue el caso, por ejemplo, contra Dmitry Bivol, una pelea muy pausada, «a medio gas», sin que en algún momento se le haya visto emplearse al 100%, pensando que su mera presencia sobre el ring sería suficiente para derrotar al rival. Más aun, como muchos otros boxeadores mexicanos, que en momentos difíciles, entregan el famoso 101%, gran cantidad de compatriotas contrastan con estilos más agresivos y emocionantes, y sobre todo una entrega desmedida, que ha caracterizado al peleador mexicano.

Ver pelear al Vaquero Navarrete, a Oscar Valdez, Juan Francisco Estrada, Jaime Munguía, Pitbull Cruz y una lista muy larga de guerreros aztecas, que por el contrario al Canelo, complementan algunas deficiencias de talento natural, con muchas agallas. Otros críticos del multicampeón señalan su personalidad, considerada por algunos como «arrogante» o «distante», en comparación con la carisma y cercanía de otros ídolos mexicanos, como el mismísimo Julio Cesar Chávez, que logró cualquier cosa dentro y fuera del ring, codearse con las mayores celebridades de la época, caer en momentos muy difíciles en su vida, pero que su humildad, sencillez y calidad humana, es imposible negar, admirar y agradecer.

Sin embargo, uno de los factores que más ha contribuido a la falta de popularidad de Canelo es su peculiar selección de rivales. A lo largo de su carrera, ha sido criticado por rehusarse a enfrentar a los mejores retadores de su categoría, prefiriendo combates contra oponentes con menor calibre o con un historial cuestionable. Esta estrategia, si bien le ha permitido mantener su invicto y acumular títulos, ha generado la percepción de que evita los desafíos reales y que no busca enfrentar a los mejores para demostrar su verdadera valía.

Esta percepción se ha visto reforzada por su negativa a participar en peleas unificadas, donde se ponen en juego todos los títulos de una misma división. En el mundo del boxeo, estas peleas son consideradas como las más importantes y prestigiosas, ya que determinan al campeón indiscutible de la categoría. Sin embargo, Canelo ha evitado sistemáticamente estas contiendas, prefiriendo defender sus títulos contra rivales menos exigentes.

Las reglas de las asociaciones de boxeo en las que Canelo es campeón del mundo establecen que debe defender sus títulos contra los retadores obligatorios designados por la organización. Sin embargo, el boxeador mexicano ha encontrado la manera de evadir estas obligaciones a través de negociaciones especiales, acuerdos con promotores y organismos sancionadores, y la selección de rivales que, si bien cumplen con los requisitos mínimos, no representan un verdadero peligro para su reinado.

Esta estrategia, si bien le ha permitido extender su dominio en el boxeo, ha erosionado la credibilidad de Canelo como campeón y ha generado un profundo malestar entre los fanáticos del boxeo que anhelan verlo enfrentar a los mejores y demostrar su valía en combates épicos y definitorios.

Un ejemplo muy reciente es el de Floyd Joy Mayweather, Jr. Un peleador con un talento indiscutible, que cobraba las bolsas más millonarias del boxeo, pero que sin embargo, la frustración de los aficionados, cada vez crecía más, decepcionando con el espectáculo que ofrecía en cada función y que cada vez era más evidente al gusto del aficionado, recibiendo una gran cantidad de abucheos en sus presentaciones y que por otro lado, la historia recordará por más años y con más gusto a personajes como Manny Pacquiao (62-8-2), que a pesar de haber perdido más peleas que “Money” Mayweather (50-0), su entrega en cada presentación, era indiscutible.

La falta de popularidad de Saúl «Canelo» Álvarez no se debe únicamente a su estilo de boxeo o a su personalidad. Su peculiar selección de rivales, su renuencia a enfrentar a los mejores retadores y su negativa a participar en peleas unificadas han sido factores determinantes en la percepción que el público tiene de él. Si Canelo realmente aspira a alcanzar la gloria y el cariño de las leyendas del boxeo mexicano, tendrá que replantear su estrategia y demostrar, arriba del ring, que está dispuesto a enfrentar los desafíos más grandes y a escribir su nombre en la historia del boxeo con letras doradas. Solo así podrá ganarse el respeto y la admiración de un público que anhela vibrar con peleas épicas y emocionantes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Share post:

Subscribe

spot_imgspot_img

Popular

More like this
Related

Goku, el Valiente Boxeador

En una ciudad donde la corrupción y el crimen...

TORNEO PESO PLUMA WBC

Este viernes en Show Center Parque Interlomas se llevará...

GANADOR Denys Berinchy

Emocionante Duelo: Vaquero Navarrete vs. Denys Berinchy por el...